Micronesia en el Cerebelo

Rock, cine, comics, ciencia ficción, cervezologia y sueños rotos.

Sunday, November 16, 2008

Modorra


Que la mafia matara a Matteo Garrone, sería una pésima noticia desde el punto de vista humano y también social.
Pero para el cine, sería una buena noticia.
Garrone consigue lo inaudito: Que una pelicula con docenas de tiroteos y unas cuantas persecuciones sea tediosa. No solo tediosa, sino autocomplaciente y pedante.
Garrone parte de una voluntad de hierro de ser realista, y convierte su pelicula en una especie de docudrama mafioso propio de documentos TV.
Pero es cuando husmea en los peores vicios de un Cassavettes, cuando esta más pagado de si mismo, cuando parece decirse "que inteligente soy, este vecindario parece real, estos mocosos admiradores de Tony Montana parecen reales de puro estúpidos y barriobajeros" cuando el film se hace por momentos insoportable.
Garrone quiere hacer un fresco que lo abarque todo, que lo relacione todo, amplia su vision con multiples personajes, mas y mas napolitanos envueltos en El Sistema, que conviven con su realidad cada dia, muestra la sociologia del crimen organizado.
Pero a fuerza de querer retratarlos a todos, no retrata a nadie.
Los primeros planos con la camara moviendose nerviosa, en silencio, cassavettianos hasta la médula, hasta que el rostro deja de ser rostro y empieza a ser cosa...Los hilos argumentales que campan a sus anchas y no se relacionan más que con una conclusión final: En Nápoles, la camorra sustituye al Estado.
La pelicula acaba siendo una sucesion de gente contando dinero, gente matando gente, y chungos de barrio mostrando su estulticia más profunda.
Eso no quiere decir que no tenga sus momentos de grandeza: Dos horas y pico de mafia bien merecen un par de flashes. El tiroteo en el que el corredor de la mafia sale ileso, caminando entre cadaveres...El rito de iniciacion de los jóvenes que se dejan meter un tiro en el chaleco antibalas...El hombre de negocios que entierra residuos quimicos de cualquier manera envenenando a la gente, y su esbirro que no puede seguir...
Pero ir a ver una pelicula aburrida, maniquea, simplista, excesiva, inmensa (en el sentido de inabarcable) y con esas infulas neo-neo-realistas es tirar el dinero.
Garrone va a tener que contratar guardaespaldas extra. No solo por la mafia. También por los espectadores.

1 comment:

Alex said...

Hiriente, Mycroft. La verdad es que no tengo intención de ver esta película. No me llama. Es más, al contrario que tú, pienso que las películas suelen ser más tediosas cuando asoman las pistolas. "Pulp Fiction" ha hecho mucho daño a lo que llegó detrás. Se busca la "actitud" del personaje por encima de una historia que contar.

Será duro de reconocer para muchos, pero hay más y mejor cine sobre la mafia italiana (en Italia) en la media hora que le dedica Coppola en su "Padrino II" que en toda la filmografía que le ha dedicado el cine italiano.