Micronesia en el Cerebelo

Rock, cine, comics, ciencia ficción, cervezologia y sueños rotos.

Tuesday, November 04, 2008

A Change is gonna come, Vote Yourself


Les mostraré a los políticos en Norteamérica. Aquí está, aquí mismo. 'Creo que la marioneta a mi derecha comparte mis ideas.' 'Creo que la marioneta a mi izquierda es más de mi gusto.' 'Hey, espera un minuto, ¡hay un tipo que sostiene a las dos marionetas!
(Bill Hicks)

Sin embargo, cada vez más los gobiernos hacían lo posible por eludir al electorado y a sus asambleas de representantes o, cuando menos, tomaban primero las decisiones y ponían después a aquéllos ante la perspectiva de revocar un fait accompli, confiando en la volatilidad, las divisiones y la incapacidad de reacción de la opinión pública.
La política se convirtió cada vez más en un ejercicio de evasión, ya que los políticos se cuidaban mucho de decir aquello que los votantes no querían oír.
(Eric Hobsbawm, Historia del siglo XX)

I was born by the river in a little tent
Oh and just like the river I've been running ever since
It's been a long, a long time coming
But I know a change gonna come, oh yes it will

It's been too hard living but I'm afraid to die
Cause I don't know what's up there beyond the sky
It's been a long, a long time coming
But I know a change gonna come, oh yes it will

I go to the movie and I go downtown
Somebody keep telling me don't hang around
It's been a long, a long time coming
But I know a change gonna come, oh yes it will

Then I go to my brother
And I say brother help me please
But he winds up knocking me
Back down on my knees

Ohhhhhhhhh.....

There been times that I thought I couldn't last for long
But now I think I'm able to carry on
It's been a long, a long time coming
But I know a change gonna come, oh yes it will


3 comments:

Alex said...

El mismo perro con distinto collar, sí. La política es así. Obama ilusiona por sus promesas de cambio que no llegarán. McCain aburre con un discurso pleno de atonalidad que recuerda más las excusas por lo nefasto del mandato anterior que las promesas de lo que está por llegar. El resultado es lo de menos. Yo era un crío cuando ganó Clinton. Le dije a mi mejor amigo que el día era más brillante y el aire más puro. Y posiblemente fue así, porque comparado con los Bush, Clinton fue una bendición. Pero nada cambió demasiado. Es la sociedad la que fluctua, la política mantiene prácticamente los mismos esquemas desde Pericles.

Pero, for if the flies, que gane Obama, por Dios.

Paolo2000 said...

!Que grande Bill Hicks! Y yo aqui como un gilipollas a las 4 de la mañana, viendo que brazo levanta la marioneta.

lutxo said...

Tal vez, el color de la piel y la labia del candidato nos ha hipnotizado y cueste más ver la mano que sujeta la marioneta... pero llevo un par de días con esta canción dando vueltas en la cabeza...

En fin, que menuda paliza le ha dado a McCain. A ver cómo resulta "el cambio".

Un saludo