Micronesia en el Cerebelo

Rock, cine, comics, ciencia ficción, cervezologia y sueños rotos.

Wednesday, March 04, 2009

On the road again


Esas cosas que dices
cuando no hay mas palabras
solo un gesto
una desgarradura en forma de sonrisa
una avalancha
de carne obstinada
callando, hablando, balbuceando en sueños
incapaz de decidir
incluso si esa punzada es dolor
o solo un movimiento reflejo
como parpadear
como un animal antes de caer
como esquivar el golpe que nunca llega a darse
Pálido espejismo
alucinación con forma de pensamiento
que se retuerce y brilla
insomne
anhelante
con el hambre
de ser, de vivir, de brillar, de consumirse.

¿Has visto alguna vez
a esas chicas en el arcén de la carretera?
demasiado jóvenes para haber perdido la inocencia completamente
huyendo
de alguna tarde gris de tormenta
de alguna casa vacia
de algun album de fotos
de algun malentendido
de algunas flores sobre la tumba de alguien
probablemente
del dolor.
Demasiado rotas por dentro
como para ser inocentes del todo
demasiadas noches sin rumbo
como para no estar perdidas...

Una noche, caminaremos por el arcén
en algun lugar que es ningun lugar
un sitio de paso entre ciudades de paso
en donde solo hay carreteras
y conductores
que van de un sitio a otro.

Las veremos entre nosotros, caminando
aguardando
encontrar
la dirección
el este
el sur
el norte
el lugar de los buenos tiempos
aun por venir
(que nunca vendrán)
que tal vez nunca han creído
posibles.
Xanadú,
la montaña mágica
el salón de espera
del asfalto ígneo
fundido pétalo contra pétalo
con el carmín iridescente
que se difumina
que se borra
que todavía mancha
humedo de rocío
húmedo de anhelo
húmedo y solitario
lánguido y postrer estallido
de infancia perdida
de despertar
al desfallecimiento
al desamor por el amor perdido
a la pérdida de la mirada intacta.

Fijate en ellas
Estamos, tu y yo
igual de perdidos
igual de dolidos
somos penetrantes entrañas de hombres al descubierto
vagando por areas de servicios
esperando una maniobra, un azar
la ruleta rusa del autostop
para encontrar un sentido
un lugar al que ir
para completar el espacio vacio de un asiento
en un vehiculo que huele a nuevo
que huele a muerte
que huele a perplejidad humana
que el conductor decida
la direccion por la que el sol nos sorprenderá mañana
asomando sus ojos de tipo duro
que queman y que sanan y que nos dejan sin aliento.

Al final, esas chicas
dan con sus sueños por tierra
dan con sus caderas contra las puertas
de los servicios de una gasolinera
en donde alguien ha escrito
en la mismisima puerta:
"¿Dónde estas?, te estoy buscando"
"Jack Kerouac Estuvo aquí"
"Sigue en pie"
"El dolor pasará"
"Nunca dejará de doler"
(y ellas lo leen todo,
con los ojos repletos de lagrimas
acongojadas
llenas de miedo
con el alma ensuciándose
y la polla de un camionero entre las piernas)
"Esta no es una canción de amor"
"Jenny es una puta"
"No dejes que esto te afecte, nena"
"Mi vida es mi vida"
Frases lanzadas al viento
escritas en la pizarra del lugar
en donde los sueños se convierten
en alfileres que te pincharán
toda tu vida
toda tu vida
toda ella
larga procesión de pequeñas traiciones
de puñaladas
de vagar por el desierto
sin saber que es un desierto.

Seguimos sin saber qué dirección tomar.
Lanzamos una moneda al aire
y decimos que ha salido cara
aunque eso no signifique nada
aunque nos hagamos trampas a nosotros mismos
y lancemos las horas por la borda
¿Que más dará
ser tahures tristes vagando
entre guijarros
con las mascaras de nuestras mentiras
intimas
haciendo que no nos reconozcamos
unos a otros?

Caminamos, en la carretera de nuevo
porque hoy es un dia
tan bueno como cualquier otro
y en el montón de abono de cualquier terraplen
puede florecer igualmente
una valiosa flor, una historia, una carcajada, una amistad,
una aventura, un abrazo, una noche estrellada
o cualquier otra maravilla
con que fruncirnos
el descosido y palpitante
musculo indeleble
que rojo e insome
tiembla por siempre.

(Mycroft)

4 comments:

Alex said...

Baboseos al margen, brillante, Mycroft. Me gustó mucho.

Mycroft said...

No se, he escrito muchos versos de este tipo ultimamente. Podriamos decir que es el refinamiento de un estilo (nada de musicalidad, poca rima, versos libres, anarquicos, casi convertidos en prosa, textos muy largos, de ritmos irregulares y agresivos, mucha imagineria visual, un tremendismo afectado...)
No se si es que he mejorado o me he hechado a perder del todo...

Alex said...

¿Sin musicalidad, poca rima, verso libre y anarquico, textos largos, irregulares, agresivos y afectados?... Acabas de definir la poesía de Allen Ginsberg.

Mejor que hace un año, si te sirve de algo mi opinión.

Mycroft said...

En el fondo siempre quise ser un poeta beatnik: Halagas uno de mis sueños truncados!
Aullido es un poema capital. Pero si de ser sincero hoy por hoy creo que Ginsberg es algo duro de leer, y prefiero un Gregory Corso o un Kenneth Rexroth, en lo poco que les he leído.