Micronesia en el Cerebelo

Rock, cine, comics, ciencia ficción, cervezologia y sueños rotos.

Wednesday, August 13, 2008

Oasismania: Be Here Now. A veces me encanta, a veces lo odio...



Se dice que a Oasis o los amas o los odias, pero a veces es posible hacer ambas cosas a la vez y no estar loco.
Imposible de superar sus cimas anteriores y enfrentados a un momento cumbre de egolatria, abusos varios, fama y grandilocuencia, Oasis hicieron un disco que pretendía ser la confirmación total y acabó por ser el primer semillero de dudas, y la primera gran confusión en el melting pot resultante en donde se mezcla talento y error.
En este estado de cosas Oasis eran los principales enemigos de Oasis. El disco es una excesiva carta de amor de Noel a si mismo.
La grandeza de Oasis radica también en la grandeza de su caída del pedestal. En un disco heterogeneo y sobreproducido, repleto de paja y de minutaje demente, en un disco pésimamente producido, brillan de vez en cuando con la arrogancia característica del que se sabe superior.
La portada, con el rolls, la piscina, la iconografía pop...es la mejor de su historia y prometía mucho. Había verdadera expectativa con el disco.
D'You Know What I Mean? era el mejor adelanto posible, el mejor inicio, la mejor esperanza, la señal de que el sonido de Oasis podía avanzar y no estancarse, la reinvención de un nuevo tipo de épica menos hueca que la de algunos competidores. Era un himno orgulloso de reafirmación repleto de fuerza y novedad.
Vano espejismo, porque My big mouth, otra de las canciones que primero se empezaron a oir por la radio a modo de globo sonda, era todo lo contrario: Un regreso a la base...A la sencillez, tabula rasa y repensar el modelo a partir de rock and roll rollingstoniano, robusto, coreable, básico, buscando la inmediatez.
Un inesperado ataque de sinceridad acerca de sus propios excesos verbales.
¿En qué quedamos?
La canción no era nada del otro mundo, tampoco una mancha en el disco.
Entonces llegaba Magic Pie, el momento exacto en que uno sabía que el disco había quedado tocado en su estructura fundamental. Magic Pie es una canción estúpida, con unos versos aceptables y un estribillo machacón, con una letra todavía más estúpida, con una producción empalagosa que promete grandes cosas con el punteado inicial pero que queda en impostura neopsicodélica de la peor clase. Es pomposa y pagada de si misma.
Para acabar de arreglarlo llegaba stand by me al rescate. Se puede decir que tengo una relación amor odio con esta canción que además fue single. Creo que los versos son magníficos. Al principio disfrutaba muchísimo con esta canción por esa causa. Pero sencillamente, todo esta en los jodidos versos...Cuando llega al "stand by me, nobody Knows, the way it's gonna be", bueno, ahí se acaba todo, eso no es un estribillo, no llega a serlo, no pasa de intentarlo. Y luego la duración: Una canción repetitiva hasta la médula no puede machacarte con ese minutaje. Casi Seis minutos lo que en tres y medio hubiera sido perfecto. Cada vez que la oigo me gusta un poco menos por ello.
I Hope I Think I Know debió haber sido el single en su lugar. Tiene fuerza, dura lo justo, es la clásica canción rockera y festiva de Oasis en la vena de Cigarrettes and alcohol y Roll With it y tiene una letra tan solo lo bastante inteligente y fresca.
El fallo de The Girl in The dirty shirt no es solo su letra algo naif, mccartnofila, sino que suena a algo hecho y no tiene la suficiente calidad para conquistarnos. Tiene cierto encanto juguetón a lo She's electric, tal vez una fallida replica, pero no se acaba de salvar de ser una cara b que se ha colado entre las As.
Fade in Out me gusta mucho, porque recupera el concepto transgresor de Do you Knoe What i mean: Es algo inesperado, y por ello te golpea. Es una canción misteriosa y aunque dura mucho, mantiene la tensión. Es como una especie de Helter Skelter relentizado entre las brumas madchesterianas, recitado en forma de salmos, que, de repente, explota.
Don't go Away es una canción demasiado pulida, demasiado bonita, le falta matiz, rugosidad, autenticidad, demasiado diseñada para las fans más preadolescentes. Mucho azúcar, mucha domesticación. Es una balada, de acuerdo, pero hay modos y modos, y este se acerca peligrosamente al borde del precipicio de Take That. Es la canción más comercial de Oasis hasta la fecha, lo cual no tiene tanta importancia. Lo que la delata es esa falta de espontaneidad, de imperfección, ese encaje perfecto en el canon de los recopilatorios impersonales de las baladas más inofensivas del año. En cierto sentido es el refinamiento baladístico de Oasis, la perfección de ese registro, pero llevado a un extremo que acaba siendo paródico. Es hermosa y falsa, es un diseño irrebatible y un pastel indigerible a un tiempo.
Be Here Now, una declaración de principios, acude para tratar de disipar nuestras dudas poniéndolos de nuevo en el rol de chicos duros, y funciona, sin brillo pero sin mostrarles bajos de forma. Artillería para la autoglorificación de los rockeros de los bajos fondos manchesterianos.
All Around The World. ¿Mejor entera o el single edit? Quién sabe...
El exceso, el sueño beatlemaniaco de gloria musical de Noel, la suite pop de ese año, una pequeña ópera alrededor del mundo, la orquesta, la melodía, la confirmación que estaban esperando, su momento más pop, pop art incluso, dejando aparte temas menores anteriores como Digsy's Dinner. El sueño de Noel convertido en delirio audiovisual: Insertarse a las bravas en el metraje de Yellow Submarine.
Creo que es una gran canción. Creo que es una muy buena canción. Pero creo que Noel se la tomaba demasiado en serio. La había guardado para poder engalanarla como merecía. Era su joya escondida. Y acabó tan deslumbrado por su propia obra que dos tracks más allá colocó un reprise.
Vamos a ver, si abres el disco con ella, no esta tan mal poner un reprise al final. Pero el oyente apenas acaba de oir una desmesura pop beatlemaniaca de casi diez minutos. Dale un puto respiro.
It's Gettin' Better (Man!!) es una canción rockera que no esta mal, pero no deslumbra, y sobre todo no pega mucho con el disco (bueno, el disco es un collage de dificil ensamblaje, pero esta pega menos). Tal vez por estar colocada al final del disco entre la pequeña suite que es All around The world, como la que no ensambla bien, y su reprise.
En definitiva, Be Here Now es una colección de canciones dispares, mal elegidas, algunas mal producidas, otras espantosamente largas, y aún así, repleto de calidad, de sorpresas, de espiritu.
Tal vez incluyendo, no ya un Masterplan, sino un Stay Young o un Flashbaxx, recortando así el minutaje y pasando los cabos sueltos a caras b, estaríamos ante un disco de cuatro o cinco estrellas.
Con Masterplan en lugar de Magic Pie, ya estaríamos hablando de otra cosa. Tal vez de una obra maestra.
Pero el disco es el que es.

Pd. Se acerca lo nuevo, y renace la esperanza como cada vez. El remix de Falling Down de los Chemical solo arroja más incertidumbre...¿Y si esta vez...fuera la buena de nuevo...?

7 comments:

Overlord said...

PERFECTA OPERACIÓN DE BISTURÍ QUE LES HAS HECHO AL BE HERE NOW. SABEMOS QUE SERÍA EL MEJOR DISCO DE U2 Y ESO YA ME TRANQUILIZA UN POCO... POR CIERTO RULA ALGO QUE SE PARECE MUCHO A LIAM POR EL YOUTUBE Y Q PARECE Q SERÁ ALGO DEL NUEVO DISCO...

Libertino said...

jejeje, tremendo disco irregularmente perfecto. Creo que al disco le hace maestro la impresionante sesión de caras bes de los singles. Desde las versiones de los Rolling Stones a esa maravilla que venía en el primer single, Stay young. Me mantengo al margen del nuevo hasta que aparezca entero por ahí
Estoy con The Verve, sé que usted también, primera impresión: tiene lo bueno y lo malo de lo último que habían firmado juntos y las canciones son muy largas y psicodçelicas, pero tirando hacia lo urban a pesar del final de noise epic (que título tan bonito)
en principio no hay más que una facilona, Valium Skies

Mycroft said...

No, no, no. El nuevo de Verve es más Northern Soul que Urban Hymn. Es una amalagama de ambos, pero le veo más Northern de todas todas.
Creo que Oasis van a sacar buen disco. Falling Down ya la he oido original, aunque la ponen a parir me mola. Rollo Who Feels Love pero con más garra.
Creo que los van a linchar como siempre.

Dr.Benway said...

Voz discordante, cargante hijaputa de la noche:

Oasis me parece uno de los grupos más sobrevalorados de la historia, su rollo ingreído con aires de superioridad me parece detestable teniendo en cuenta su poca originalidad, sus canciones planas y su rollo de ir de pioneros del brit pop de los cojones, sea lo que narices sea.

Saludos

¿qué pasa Mycroft?

Mycroft said...

Para mi en los 90 solo hay dos artistas a la altura de Noel Gallagher y uno por encima.
Por encima, uno que se llamaba Kurt.
A la altura, los culebrillas de Brett y Jarvis.

Libertino said...

Noel es un jodido icono, hermano

EMILIO CALVO DE MORA said...

Oí Wonderwall cuando necesitaba oirla. A veces hay canciones que se adhieren a la memoria así, empujadas por circunstancias que no puedes (nunca, es mejor) explicar. El resto del catálogo Oasis no me fascina, pero me entra. Roll with it la oí en una playa cañera bien puesto de feeling o lo que sea. Después (lo reconozco) han sacado discos que ni me he molestado en escuchar. Lo que sí tiene el amigo Gallagher (cuál de ellos ) es una voz reconocible, portentosa, perfecta para rocanrolear. Parezco el bajista de Tequila. Qué tiempos.