Micronesia en el Cerebelo

Rock, cine, comics, ciencia ficción, cervezologia y sueños rotos.

Friday, February 10, 2006

Diario de un asesino a sueldo


Matar a una persona no es tan difícil. Encontrar la motivación para vencer nuestra cobardía y hacerlo efectivamente es lo complicado.
Caminas en la bruma de una calle estrecha en un país extranjero. Es de noche.
Has visto Branded to kill, has visto Chacal, has visto las pelis que nos enseñan a matar.
Hay quién dice que una vida no tiene precio. Lo tiene. Si estás en el negocio, nadie la valora más que tú. Tú, que haces el trabajo sucio, que eres un peón sacrificable, la estimas muy alto. Atento a las fluctuaciones del precio de la vida, como el que tiene acciones y consulta el periódico.
Los que mandan matar le ponen un precio muy bajo al latir de un corazón. A tu riesgo. A tu conciencia. A la libertad de decir y de actuar sin que te silencien.
Caminas digo, por una calle estrecha. El objetivo vive al final de ella. No quieres saber si tiene hijos, o mujer que le ame, pero has de saberlo, estudias cada minuto, cada brizna de su ser. Debes saberlo todo. Estar preparado, y saber cuál es el modo de su muerte.
Veneno, estrangulamiento, arma de fuego. Como un soldado que mata por su país pero sin país. Sin excusas. Con todo el peso de la muerte en su cabeza.
Misterioso crimen sin resolver. No hay sospechosos. No hay móvil.
Quién te paga, reparte honores y riquezas para enterrar la memoria de un crimen. El olvido es el verdadero asesino, no tu...
Y cuando llamas a la puerta, esperas que te reciba tu recompensa, una bala, una trampa, un castigo o un premio, un viaje de ida al infierno, porque algún día al otro lado de la puerta habrá alguien como tú esperando terminar el encargo.
Y solo podrás dar gracias.
Como una hoja seca
Al tocar el suelo
Tristeza muda.

4 comments:

Horrorscope said...

Ahora no se qué decir acerca de esta ¿reflexión? ¿visión? ¿metáfora?... dispense, los psicotrópicos comienzan a hacer efecto. Solo una cosa, siga así.

bowie said...

esto me ha recordado a "La soga"

supongo que el precio de una vida es una construcción social, que una vida no vale lo mismo en Suecia que en Ruanda, que no vale lo mismo en España en 2006 o en España en 1347, y que no vale lo mismo la vida de los malos de las pelis que tanto nos gustan que las nuestras

construcciones, claro
abrazo

藤原 弓美 said...

El sueño eterno... ayyyy...

edharris said...

Pues a mi me has recordado (nada que ver eh), a la filosofía de un asesino a sueldo profesional de un videojuego, HITMAN, que acostumbrado a jugar a cosas donde te cargas a mil tíos por tarde, con este aprecias el arte de estrangular sin hacer ruido, o de buscar a tu presa hasta que se descuide...