Micronesia en el Cerebelo

Rock, cine, comics, ciencia ficción, cervezologia y sueños rotos.

Sunday, June 05, 2011

Xavier y Erik


La historia de una amistad. Si además hay una guerra fría, criminales nazis, bellas y letales femmes fatales...irresistible. Pero detrás de todo esto, hay una batalla de fondo entre el pesimismo hobbesiano, y la esperanza, una esperanza precavida...Fassbender y McCavoy juegan una partida formidable de ajedrez, y Vaugh oficia un espectáculo formidable de acción, y de algo más... Más allá de la gastada diferencia en el poder, los medios, y el fin, aquí se subraya la diferencia de una manera determinada de percibir y comprender el mundo. Magneto no puede, a estas alturas de su vida, dar el salto de confianza que le pide su amigo... y tampoco puede dejar de admirar, aunque crea que es sólo un tipo de ingenuidad, la fibra moral de éste. El hecho de que, para hacer lo que cree correcto, asuma la posición de su némesis, es la verdadera tragedia del film.

Una de las películas del año.

3 comments:

EMILIO CALVO DE MORA said...

Fui esta mañana con mi hijo. Todavía no salimos del asombro.

Mycroft said...

Mire lo que voy a decir, Fassbender está, tal vez no de oscar, pero de nominado al oscar.

En cambio January Jones no es una actriz, es un maniquí con sindrome menstrual perpetuo. Solo tiene esa expresión facial.

Muy muy Muy buena película. Funciona a muchos niveles.

alex said...

No llegaría tan lejos, hasta afirmar que se trata de una de las películas del año, pero sí que es, sin duda, una de sus sorpresas. Pocos esperaban algo de esta precuela, entre ellos yo mismo, y debo reconocer que salí complacido del cine. Muy complacido, de hecho. Una hermosa paradója tal vez demasiado subrayada y, por momento, previsible en exceso. Su inequívoco toque kitsch le aporta tanto como le resta el excesivo convencionalismo de algunas situaciones. Hermosa en su fondo. Más que estimable, notable.

Reconozco que durante la proyección me emocioné media docena de veces. Cosa de alguien que creción con el cómic y lo llevó demasiado a su terreno.